Se realiza en una amasadora la mezcla del agua con la tierra, formando de esta manera nuestra fina arcilla para proceder  a la elaboración de nuestros productos.

El material se hace con moldes de madera. Después de fabricado, lleva un gran proceso, como es el aplastamiento pieza por pieza del material para que no se tuerza, el lavado y por último el raspado, para limpiar los cantos de las piezas y queden de esa manera más uniformes.

Una vez el material está completamente seco se va metiendo pieza por pieza dentro de los hornos que son de tipo árabe, llamado también  “moruno”.

La cocción dura aproximadamente de entre 20 a 26 horas, llegando a alcanzar unos 960º con un combustible tan simple como la leña.

Pasados de cinco a seis días se procede a sacar el material del horno clasificando pieza por pieza para su paletización y para su posterior venta

Vídeo Promocional

   
Fotografías: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9